Prescripción técnica de sillas de confidente

Prescripción técnica de sillas confidente

Vamos a hacer una descripción de las principales características para hacer una prescripción técnica de sillas de confidente o visita. Son las sillas que se utilizan en un puesto por la parte contraria a la del usuario.

 

Suelen utilizarse para atender a clientes, visitas, e incluso en reuniones informales. También se usan como sillas de colectividades o con mesas de reuniones.

 

Las personas que las usan están «de paso», no van a regular la silla para una posición totalmente ergonómica. Dada la rotación de usuarios de esta sillería, estarían continuamente modificando las distintas regulaciones. Por esto suelen ser sillas fijas con pocas o ninguna regulación.

 

Generalmente se hace uso de sillas fijas. En ocasiones, debido a la representatividad del despacho, se usan sillas operativas giratorias, similares a la que utiliza el usuario del puesto, pero con tapones en lugar de ruedas y generalmente con la única regulación de la altura del asiento, aunque puede incorporar el resto de regulaciones. En este caso el respaldo que se suele utilizar es el de tamaño medio. Esto permite hacer una distinción con la silla operativa del puesto.

 

Aquí describiremos solamente las opciones fijas para la prescripción técnica de sillas de confidente. Para las sillas con regulaciones se pueden aplicar las directrices apuntadas en el artículo de prescripción técnica de sillas operativas.

 

Estructura

La estructura suele estar fabricada en tubo de acero redondo con diámetros que van desde los 16mm hasta los 25mm. El grosor de las paredes de los tubos suele estar entre 1,5 y 2,5mm.

 

Evidentemente, cuanto mayor grosor, mayor resistencia. También puede ser de varilla de acero maciza, en estos casos los diámetros suelen entre los 10 y los 14mm.

 

Estructura sillas

Una opción muy habitual es la utilización de tubos ovalados. En algún caso se encuentran incluso sillas con estructura de tubo de acero rectangular.

 

Según la disposición de los tubos las sillas pueden ser de 2 tipos:

  • 4 patas: la estructura acaba en el tubo cortado al que añaden unas conteras o resbalones plásticos para su apoyo al suelo.
  • Base trineo: el tubo se dobla en su parte inferior uniendo las patas y formando una especie de trineo. Esto se puede hacer de dos maneras, uniendo la pata delantera con la pata trasera, o bien el tubo baja por una pata delantera, rodea por el suelo el contorno de la silla y sube por la otra pata delantera. Estas bases también han de tener resbalones plásticos que le den estabilidad a la silla. Estos se añaden a la parte inferior del tubo que estaría en contacto con el suelo mediante encaje o tornillería.

 

Pueden encontrarse otros tipos de estructura más específicas. Por ejemplo bases de 4 o 5 radios o patas en madera. Estas suelen tener una forma ligeramente cónica y se fijan mediante tornillería al resto de la estructura.

 

Las patas pueden formar la propia estructura que soporte el resto de partes de sillería, o bien completarse con otras piezas que unan las patas y formen una parrilla o una estructura en X bajo el asiento.

 

Acabados

Los acabados de las sillas pueden ser pintados, aluminios cromados, aceros inox, etc. al igual que en las sillas operativas

 

sillas apiladasApilabilidad

En función de la forma que el diseñador de a la estructura, la silla podrá apilarse. Generalmente pueden llegar hasta 5 ó 7 sillas apiladas. Recomendamos que, para el caso de las sillas no tapizadas, la estructura cuente con alguna pieza plástica en la parte inferior del asiento que proteja las sillas de los roces que pueden producirse al apilarlas.

 

Las sillas confidentes pueden contar o no con brazos. Pero a diferencia que en las sillas operativas, no suelen desmontarse, formando parte de la propia estructura de la silla. Una vez fabricadas no pueden añadirse o quitarse. En muchos casos son la continuación de las patas delanteras.

 

Brazos

Como suelen ser parte de la estructura, generalmente están formados por el mismo tubo que las patas de la silla que continúan sobre la horizontal del asiento. En ocasiones van integrados en el respaldo, formados por el mismo material que este. Otras veces son piezas metálicas diferenciadas que van soldadas o colocadas por encaje, por lo que pueden ser otro tipo de tubos, piezas de aluminio inyectado o fabricados en plásticos.

 

En la mayoría de casos el brazo tiene un reposabrazos cubierto, bien fabricado en algún plástico como la poliamida o tapizados sobre alguna base.

 

Pala

En sillas para formación suelen utilizarse sillas en las que uno de los brazos se sustituye por una pala abatible. El otro brazo puede suministrarse o no. Esta pala puede fabricarse en tablero laminado, aunque generalmente se hace en compacto fenólico. Se recomienda que sean palas abatibles que permitan recogerla en un lateral de la silla. A pesar de esto, en ocasiones la pala impide que las sillas se puedan apilar. No suelen ser ambidiestras, por lo que generalmente se piden casi todas diestras y un porcentaje menor para zurdos, que suele rondar el 10%. Pueden tener un sistema llamado antipánico, que hace que la pala se levante y recoja en el lateral cuando se levanta el usuario.

 

Carcasa

La carcasa son el asiento y el respaldo de la silla, los cuales pueden ser piezas separadas o bien una sola pieza que forman una mono carcasa.

 

Tanto el asiento como el respaldo pueden ser tapizados o no, generalmente de manera independiente, pero siempre dependerá del diseño de la silla.

 

Asiento

En función del mayor o menor uso de la silla puede exigirse que el asiento tenga una forma anatómica para una correcta postura del usuario. Así es recomendable que cuente con una curvatura en la parte frontal del asiento que favorece el riego sanguíneo hacia las piernas.

 

El asiento puede ser tapizado o sin tapizar. En este caso, el asiento está formado solamente por la propia carcasa y un solo material. En el caso de tener tapizado, el asiento está formada por una carcasa, una gomaespuma que puede ir inyectada sobre una madera, y el propio tejido.

Los materiales usados en las carcasas son variados, los más utilizados son los plásticos, metálicos e incluso en madera contrachapada.

 

Plásticos

El material plástico más utilizado es el polipropileno (PP), el cual puede colorearse, por lo que tienen infinidad de acabados, aunque cada fabricante limita los acabados que oferta por cuestiones prácticas. El plástico puede reforzarse mediante la mezcla de otras sustancias como la fibra de vidrio.

 

Metales

Algunos materiales usados como base de fabricación del asiento son hoja de acero o aluminio inyectado.

 

Maderas

La madera que suele usarse es el tablero contrachapado de haya, formado por en torno a 7 capas que se van intercalando entre capas duras y blandas encoladas entre sí y prensadas, finalmente las dos caras estarán cubiertas de laminado plástico.

 

Espuma inyectada

En el caso de que el asiento vaya tapizado, la carcasa formará una especie de cuenco al que se anclará el cojín mediante tornillería, clips algún otro sistema. El acolchado en la mayoría de casos es espuma de poliuretano, la popular gomaespuma. Esta puede ser recortada de una pieza máyor, aunque cada vez se utilizan más las espumas inyectadas, de más calidad. Estas pueden colocarse sobre una base de madera. La calidad de las gomaespumas se mide por la densidad. Una densidad habitual en el asiento de este tipo de sillas son unos 30kg/m3.

 

Sobre el acolchado va colocado el tapizado, el cual suele ir encolado para evitar arrugas y pliegues que terminen acortando su vida útil y afeando el producto. Los tejidos utilizados son los mismos que para las sillas operativas.

 

Una versión de tapizado consiste en colocar una «galleta» de gomaespuma tapizada fijada directamente sobre la carcasa, sin cubrirla totalmente.

 

Respaldo

La construcción del respaldo es similar a la del asiento con algunas excepciones. Puede ser tapizado o sin tapizar. Los materiales de la carcasa suelen ser los mismos que los del asiento. Incluso pueden colocarse galletas en lugar de tapizados completos.

 

En ocasiones el tapizado se realiza envolviendo totalmente el respaldo, tanto la parte frontal como trasera. En estos casos la parte interior no tiene una carcasa, si no la estructura del propio respaldo.

 

Otra opción que no se encuentra en los asientos es el uso de las mallas. Se colocan en un marco perimetral que forma el contorno del respaldo. Este marco puede ser interior o exterior. Cuando es exterior suele ser de algún material plástico que le permita dar una determinada forma. En el caso de marcos interiores, se suelen usar tubos de acero sobre los que se coloca una «bolsa» de malla que lo cubre totalmente.

 

Si el respaldo y el asiento son independientes, suelen unirse por piezas metálicas que le proporcionen la suficiente resistencia para soportar el peso del usuario sin partirse, y para las que existen infinidad de posibilidades.

 

OpcionesOpciones sillería

Algunas opciones que pueden tener este tipo de sillas son

  • Unión en hileras: las sillas pueden contar con alguna pieza bajo el asiento que permite anclarla por los dos lados a sillas similares y con la que se pueden formar hileras.
  • Ruedas: pueden sustituirse los deslizadores por ruedas similares a las de las sillas operativas.
  • Pala de escritura: según lo descrito más arriba
  • Rejilla portaobjetos: se trata de una parrilla generalmente metálica que se coloca debajo del asiento para albergar el material que pueda portar consigo el usuario, tales como libros o mochilas.
  • Carro porta-sillas: cuando hay una gran cantidad de sillas apilables en espacios dinámicos puede ser útil contar con un carro que permita desplazar pilas de sillas de un lugar a otro.